viernes, 17 de octubre de 2014

ROSQUILLAS GLASEADAS ESTILO ROSQUILLAS DE ALCALÁ

Aunque en casa estamos a régimen, ese castigo de por vida que tenemos las personas con exceso de peso y con tendencia a engordar, he preparado unas rosquillas del mismo modo que se preparan las rosquillas de Alcalá pero solo en una capa de hojaldre. Como que da menos cargo de conciencia comerte una. El sabor, la textura y la forma de prepararlas es idéntica a las Rosquillas de Alcalá.
 
Necesitaremos 1 lámina de hojaldre refrigerado, 8 yemas de huevo, 250 grs. de azúcar y 100 ml. de agua. Por otro lado 100 grs. de azúcar glas y 100 ml. de agua.
 
Cortamos el hojaldre sin estirarlo con el rodillo, desenvolviéndolo como viene en el envase, con un molde redondo y ayudados por una boquilla de una manga pastelera o algún instrumento parecido les hacemos en agujero del medio. Las vamos poniendo en una bandeja de horno sobre papel sulfurizado. Precalentamos el horno a 180 grados y las tenemos unos 15 minutos hasta que estén un poco doradas.
En un cazo ponemos el azúcar y el agua a cocer, unos 10 minutos más o menos, hasta conseguir un punto de hebra un poco fuerte. Por otro lado mezclamos las yemas con una varilla sin batirlas para que no pierdan el color. Añadimos nuestro almíbar a las yemas poco a poco y sin dejar de batir, para que la yema no se cuaje con el exceso de calor. Lo volvemos a poner todo a fuego lento sin dejar de batir hasta conseguir la consistencia que deseamos, unos tres minutos, hasta que la yema se empiece a desprender de las paredes del cazo. Conseguimos de esta forma nuestra yema confitada.
Mojamos bien nuestras rosquillas en esta yema para que se impregnen bien y dejamos un par de horas hasta que sequen sobre una rejilla.
Mientras tanto, mezclamos 100 grs. de agua con los 100 grs. de azúcar glas, en frío. Y cuando las rosquillas ya estén bien secas las iremos mojando en este glaseado, que será el que vaya por fuera de las rosquillas. Volvemos a ponerlas sobre una rejilla y las metemos en el horno con el calor residual que nos queda de haber hecho el hojaldre, unos minutos hasta que se seque bien.
Y ahora, a olvidarnos de prejuicios y regímenes y a disfrutar.
Si queremos que sean las verdaderas rosquillas de Alcalá, lo que haremos es juntar 4 láminas de hojaldre en vez de 1, y aplanaremos con un rodillo para que se junten sin estirarlo. Seguimos el resto de pasos.
 
 
 
 

viernes, 3 de octubre de 2014

TARTA DE QUESO CON BASE DE BIZCOCHO DE CHOCOLATE

Otra forma de hacer la tarta de queso es, poniendo, en vez de la base de galleta una de bizcocho de chocolate.

Ingredientes para la base de bizcocho:

4 Huevos
100 grs. de azúcar
75 grs. de harina
30 grs. de cacao en polvo
Mantequilla y harina para untar el molde si este no es de silicona
 
Receta:
 
Batimos los huevos con el azúcar hasta que doble el volumen, añadimos la harina y el cacao y batimos con unas varillas manuales hasta que todo quede bien incorporado. Vertemos en nuestro molde lo anterior y lo tenemos en el horno precalentado a unos 180 grados, unos 20 ó 30 minutos. Hasta que al pinchar con un palillo o punta de un cuchillo, estos salgan secos.
Desmoldamos y limpiamos el molde, que volveremos a utilizar para terminar nuestra tarta.
Si el bizcocho sale muy alto, lo cortamos horizontalmente y utilizamos la parte de arriba, una altura de más o menos un centímetro y medio.

Ingredientes para la tarta de queso:

500 ml. de leche
500 ml. de nata para montar
500 gr. de queso de untar
250 gr. de azúcar
8 láminas de gelatina neutra
 
Receta:
Ponemos en una cacerola la leche, la nata y el azúcar, y lo llevamos a ebullición. Apartamos del fuego y añadimos el queso de untar. Mezclamos bien con unas varillas.
Mientras tanto, habremos dejado en agua las láminas de gelatina, que añadiremos a lo anterior. Volvemos a mezclar hasta que todo esté ligado.
 
Dejamos un rato para que nuestra tarta haya cuajado un poco y no esté demasiado líquida.
Ponemos en el molde ya limpio la parte del bizcocho que servirá de base y sobre este iremos volcando nuestra tarta de queso con cuidado. Metemos en el frigorífico unas 4 ó 5 horas hasta que esté cuajada del todo.
Decoramos como más nos guste y a disfrutar!












 

POLLO CON PIÑA ESTILO TAI

Vamos a preparar unas pechugas de pollo con piña exquisitas, y fáciles de preparar.
¡Vamos a ello!

Ingredientes:

3 ó 4 pechugas de pollo
150 grs. de harina
160 ml de agua
1 Huevo
1 Cucharadita de sal
1 Bote de piña en su jugo
2 Cucharadas de azúcar moreno
2 Cucharadas de vinagre
2 Cucharadas de salsa de soja
2 Cucharaditas de Maicena
1 Cebolla
2 Pimientos verdes
1 Calabacín
Aceite

Receta:

Ponemos en un bol, la harina, el agua y la sal y batimos con unas varillas a mano hasta que no queden grumos, añadimos el huevo y lo incorporamos. Troceamos nuestras pechugas en trozos como los de la foto, más o menos, y los introducimos en la mezcla anterior. Reservamos.
Por otro lado, en otro bol, ponemos el jugo de nuestro bote de piña, el vinagre, la soja, el azúcar moreno y la Maicena, lo incorporamos todo y reservamos.
Cortamos las verduras en trozos no muy pequeños y los salteamos en una sartén grande o en un wok con un poco de aceite y sal hasta que estén tiernos.
Mientras tanto, en otra sartén, con abundante aceite, vamos haciendo el pollo, en tandas, hasta que esté dorado. Vamos poniendo en un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.
Cuando tengamos salteadas nuestras verduras le añadimos el jugo de piña con el resto de ingredientes, hasta que espese, sin dejar de mover. Cuando haya cogido cuerpo le añadimos el pollo y la piña troceada. Tenemos un par de minutos sin dejar de mover, y ya está.


 

MARIQUITAS PARA COMER

Hola amigos, mi amiga Yolanda me ha enviado hoy la foto de uno de los aperitivos que preparó ayer para el cumple de David, su husband. FELICIDADES AMIGO.
Es otra forma de que los peques también coman verduras y hortalizas, y queda muy bonito. Además es tan fácil, que pueden incluso ayudarnos nuestros hijos a prepararlos.
Ya veréis.

Ingredientes:

Tomates tipo Sherry
Aceitunas negras
Cebollino
Crema balsámica
Queso de untar
Pan de molde o cualquier otro tipo de galleta salada que se os ocurra

Cómo los hacemos?

Lavamos los tomates y los partimos por la mitad, este será el cuerpo de nuestros bichitos, cogemos las aceitunas y las partimos en cuatro trozos, y serán las cabezas.
Para ponerles las antenas, hacemos dos agujeritos en cada cuarto de aceituna y ponemos un trozo de cebollino en cada uno, o como hizo Yolanda, como no tenía cebollino utilizó pimiento verde cortado muy fino. La imaginación al poder, sí señor.
Montamos primero nuestras bases, si es pan de molde podemos, con ayuda de un rodillo, aplastarlo para que no quede tan alto, podemos hacer figuras con corta pastas de diferentes modelos o bien cuadrados. Untamos de queso nuestro pan y vamos colocando encima el medio tomate, el cuarto de aceituna negra con sus antenas y, una vez montado, les hacemos las pintitas negras con la crema balsámica.
Mirad como queda...

!Gracias Yolanda¡