jueves, 3 de abril de 2014

CUPCAKES DE VAINILLA Y CHOCOLATE

Es la primera vez que hago esta especie de magdalenas, tan de moda en todos los espacios culinarios de televisión y en particular, en internet. La verdad es que están muy buenas y merece la pena hacerlas. Si tradujésemos la palabra al español literalmente, diríamos "tarta en taza", y en realidad es como si hiciéramos pequeñas porciones de tarta, en las que la crema, en vez de ir dentro, va por fuera. Y mola mazo. Existen infinidad de tipos con infinidad de ingredientes. Las que yo he preparado, y en vista de que era la primera vez, han sido las más habituales. Vosotros y vosotras podéis incluir otros ingredientes como manzana y caramelo, naranja, chocolate con frutos secos, añadir algún licor como limonchelo, amaretto, Baileys Irish Cream, o cualquier otra cosa que se os ocurra.
Pero vamos a la receta.
 
Ingredientes:
200 gr. de azúcar
200 gr. de harina
110 gr. de mantequilla
2 huevos
1 cucharadita de levadura
2 cucharaditas de esencia de vainilla
125 cc. de leche
2 cucharadas de cacao en polvo
 
Receta:
 
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina.
Vamos incorporando los huevos de uno en uno.
Agregamos la vainilla. batimos hasta que la masa quede homogénea.
Por otro lado mezclamos la harina y la levadura, ambas tamizadas.
Añadimos a la mezcla anterior y batimos con las varillas bien.
Echamos la leche y volvemos a batir.
En un vaso ponemos un poco de agua y las dos cucharadas de cacao hasta conseguir una especie de pasta, que añadiremos a lo anterior.
Preparamos moldes de magdalenas grandes pero deberemos usar otros de silicona o aluminio para colocar los anteriores de papel y que no se abran, o bien directamente sobre moldes de aluminio, como los que se utilizan para los flanes. Los llenamos en sus 2/3 partes.
Calentamos el horno a 180 grados y cuando esté caliente metemos los moldes unos 25 minutos.
Dejamos enfriar, mientras preparamos nuestra crema.
Yo, ante mi falta de experiencia en estas lides, he utilizado la misma cantidad de chocolate, mantequilla y azúcar glas, y ha salido bien. Así que podéis hacerlo igual. Con una manga pastelera y una boquilla rizada decoráis los cupcakes. Y luego le ponéis por encima lo que os apetezca, para darle un toque de colorido.
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

1 comentario:

  1. Que buena pinta tienen... este fin de semana las probaremos a hacer...

    ResponderEliminar