lunes, 13 de mayo de 2013

CARPACCIO DE TERNERA CON QUESO PARMESANO

  No a todo el mundo le gusta el Carpaccio, eso de comer carne cruda no es bien aceptado por mucha gente, pero a mí en particular, me encanta.
Parece ser que el Carpaccio tiene su origen en Venecia a mediados del siglo pasado como prescripción médica de una clienta, en un bar llamado Harry´s y su nombre proviene del pintor Vittore Carpaccio, en cuyas obras eran característicos los colores rojo y amarillo.
Hay muchas formas de prepararlo, pero la receta de hoy es la más común y a la vez muy fácil de hacer.
Ingredientes:
1/2 kg. de carne de ternera
50 grs. de queso parmesano en finas láminas
Rúcula
1/2 limón
Aceite de oliva
Receta:
La ternera podemos comprarla ya preparada para Carpaccio o bien enrrollarla en papel film transparente como si fuera un caramelo y congelarla unos 40 minutos. De esta forma, podremos cortarla adecuadamente en lonchas muy finas, que colocaremos directamente en el plato. Podemos darles unos golpes con la parte plana del cuchillo para dejarla más fina.
Una vez colocada en el plato rociamos con el aceite y colocamos el queso parmesano y la rúcula por encima. Exprimimos unas gotas de limón por toda la carne y listo para comer.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario