domingo, 14 de abril de 2013

PULPO "A FEIRA" O PULPO A LA GALLEGA

Hola amigos y amigas.
La receta de hoy es una de las exquisiteces gastronómicas de nuestro país, y en particular, de nuestra región gallega, cuna de este plato por excelencia. El pulpo a la gallega o pulpo a feira, se denomina así “a feira” porque es un plato festivo que se prepara en ferias, fiestas y romerías, de ahí su nombre.
La localidad donde se prepara el mejor pulpo del mundo es O Carballiño, situada en el interior de Orense, donde las pulpeiras lo cocinan en sus ollas de cobre. En esta localidad se celebra La Fiesta del Pulpo todos los años, la segunda semana de agosto, y está declarada de interés turístico internacional. Acuden más de 100.000 visitantes y se preparan alrededor de 50.000 kilos de pulpo en esa semana.
Vayamos a la receta.
 
Necesitaremos:
1 Pulpo de aproximadamente 1,5 kg.
Pimentón de la Vera
Sal
Aceite
Sal escamada
Patatas del tipo Cachelos
 Receta:
Calentamos agua en una olla grande con dos cucharadas de sal, hasta que hierva, cuando empiece a hervir “asustamos el pulpo”, es decir, lo metemos y sacamos en el agua hirviendo tres veces.
Nota: "A pesar de que los pulpos ya suelen venir limpios y ablandados, es conveniente terminar de matar los nervios.
Esto se puede conseguir de varias formas, congelando el pulpo durante dos días, ya que al transformarse el agua del propio alimento en hielo, este ocupa un volumen mayor y hace que se rompan los tejidos y por tanto la carne queda más tierna.
Obtenemos el mismo resultado golpeando la carne del pulpo contra una superficie dura, sin necesidad de congelarlo.
O bien, asustándolo como hemos dicho al principio."
Cuando hemos metido y sacado el pulpo tres veces, lo dejamos cociendo a fuego vivo unos 45 minutos dependiendo del tamaño del cefalópodo.
Mientras tanto, pelamos las patatas, las lavamos y ponemos a cocer unos 25 minutos en agua con sal.
Una vez cocido el pulpo cortamos con unas tijeras las patas y lo vamos colocando sobre las patatas cocidas previamente cortadas en rodajas. Espolvoreamos pimentón, rociamos aceite y echamos unas escamas de sal. Y ya está listo. Hay que servirlo caliente.
 

 


No hay comentarios:

Publicar un comentario