jueves, 20 de diciembre de 2012

TARTA DE NAVIDAD CON FRUTOS SECOS

La tarta que os presento hoy es perfecta para estos días navideños, para Noche Buena o Noche Vieja será una perfecta culminación a una cena con la familia o amigos. Lleva algo de alcohol pero la mayoría del mismo se habrá evaporado cuando llegue a nuestra boca, por lo que podrán comerla también los niños.

Ingredientes:

1 lámina de masa quebrada fresca
Unas 20 ciruelas pasas sin hueso
100 gr. de almendra molida
100 gr. de pasas de Corinto
10 ó 15 orejones
50 gr. de brandy o whisky

Para la crema pastelera:


1/2 litro de leche
4 huevos
150 gramos de azúcar
45 gramos de harina
1 corteza de limón
1 ramita de vainilla o canela


Para el glaseado:

3 Cucharadas de mermelada de albaricoque
2 Cucharadas de azucar
El brandy de macerar los frutos secos

Lo primero que haremos es preparar la lámina de masa quebrada, que estiraremos bien, pincelaremos con clara de huevo batida, pincharemos con un tenedor toda la superficie y forraremos un molde desmontable de unos 26 cm. Ponemos el horno a temperatura de 180ºC y cuando esté caliente metemos la base de la tarta y la tendremos unos 15 ó 20 minutos, hasta que esté bien dorada. Sacamos y reservamos.
Ponemos las ciruelas y los orejones partidos por la mitad y las pasas en un cuenco con el brandy y dejamos macerar.
Mientras tanto hacemos la crema pastelera. Yo la suelo hacer con la Thermomix, porque sale exquisita, pero os dejo otra forma de hacerla para los que no tengáis la maquinita. Pero hay muchas formas de hacerla.

Ponemos en un cazo la leche a hervir con la corteza de limón y una ramita de vainilla o canela según el gusto.
Por otro lado, mezclamos los huevos con el azúcar, la harina y una pequeña parte de la leche en frío (para que no haga grumos).
Cuando la leche que hemos puesto antes hierva, vertemos sobre ella la mezcla anterior, batiendo bien con la varilla. La ponemos de nuevo en el fuego- con cuidado de que no se nos pegue - y dejamos que se vaya cociendo lentamente para que cuaje del todo. Es conveniente remover con una espátula de madera. Cuando adquiera la consistencia suficiente, cuidado que no se nos pegue, la quitamos del fuego y la dejamos enfriar un poco.
Vertemos la crema sobre nuestra masa quebrada y vamos colocando los frutos secos sobre la crema, poniéndolos en forma de aro, yo os doy una idea pero podéis hacerla como más os guste y utilizando los frutos secos que vosotros queráis (nueces, piñones, etc.).
Cuando tengamos la tarta decorada con los frutos secos, preparamos el glaseado. Ponemos en un cazo los ingredientes y ponemos al fuego durante unos minutos hasta que evaporemos parte del alcohol. Con un pincel vamos pincelando la superficie de la tarta con cuidado. 
Dejamos enfriar y listo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario