domingo, 30 de septiembre de 2012

TARTA DE SANTIAGO

Como podéis ver, hoy hemos preparado una auténtica Tarta de Santiago o Compostelana, y como podréis comprobar, ya veréis lo fácil y rápido que se prepara. La receta auténtica de la Tarta de Santiago se puede ver en el B.O.E (sí, sí, en el Boletín Oficial del Estado de 22 de Marzo de 2006), en él está recogida la receta según el Consejo “Tarta de Santiago” y donde podremos ver que existen dos formas distintas de prepararla, con forro de hojaldre o pasta brisa y sin forro. La que vamos a preparar hoy es sin forro.
            La primera tarta que aparece documentada es de 1577, durante una visita de D. Pedro de Portocarrero a la Universidad de Compostela, “Bendito D. Pedro El Inquisidor”, aunque por aquel entonces era denominada "torta real", la elaboración y la proporción de los ingredientes hacía pensar en lo que denominamos hoy en día "Tarta de Santiago", y la primera receta es de Luis Bartolomé de Leybar en su “cuaderno de confitería” ( 1838 Epígrafe de “Tarta de Almendra”).
En  «Casa Mora», una de las pastelerías más antiguas de Santiago situada en la Rúa do Vilar, 50, su fundador comenzó a adornar las tartas de almendra con una silueta de la Cruz de Santiago hacia 1924. Esta idea alcanzó un gran éxito y se difundió pronto por otros obradores de toda Galicia. Hoy, la pastelería está regentada por Mercedes Mora, hija de los fundadores, y ha sido remodelada y modernizada
Para hacer una auténtica tarta de Santiago debemos usar una de estas variedades de almendra mediterránea: Mallorca, Mollar, Marcona, Comuna, Largueta o Planeta. Siendo la cantidad de almendras equivalente al 33 % del peso total de la tarta.
El segundo ingrediente es el azúcar, que también equivaldrá en peso a un 33 % del peso total de la tarta, sin contar el azúcar glass con el que la decoraremos.
El tercer ingrediente principal es el huevo, que según la receta del Consejo “Tarta de Santiago” debe representar al menos un 25 % del peso total de la tarta.
Esto equivale a un 91 % de una Tarta de Santiago. El resto lo componen los aromatizantes que utilizaremos según nuestro gusto (ralladura de limón y canela, brandy, licor, etc.)

Ingredientes
Para unas 12 raciones:
  • 300 gramos de almendra molida cruda  Marcona
  • 300 gramos de azúcar blanca
  • 6 huevos grandes
  • La ralladura de la piel de un limón pequeño
  • Media cuchara pequeña de canela
  • Azúcar glass (para espolvorear)
  • 1 trocito de mantequilla para untar el molde
  • 1 molde redondo desmontable de entre 22 y 26 cm de diámetro y una Cruz de Santiago de papel
Receta:
ä  Calentamos el horno a 180 grados centígrados (arriba y abajo).
ä  Echamos en un bol el azúcar, la almendra molida, la canela y la ralladura de limón, y lo mezclamos todo bien con un tenedor.
ä  Añadimos los huevos batidos y con una cuchara o una espátula de goma o lengua de gato mezclamos todo bien, sin llegar a batir, hasta que hayamos obtenido una masa homogénea.
ä  Untamos el molde con la mantequilla y lo vertemos en el molde. Lo metemos en el horno ya precalentado durante 25 ó 30 minutos hasta que la superficie adquiera un color dorado. Podemos pinchar con la punta de un cuchillo para comprobar que está hecha, si sale seco, es que ya está.
ä  Dejamos que se enfríe antes de desmoldarla. Cuando esté fría la sacamos del molde y ponemos encima la Cruz de Santiago y espolvoreamos por encima el azúcar glass. La mejor forma de hacer esto es poniendo el azúcar glass en un colador y moverlo ligeramente para que el azúcar caiga sobre la tarta como si estuviéramos tamizando harina.
ä  En la red hay alguna página desde la que podéis obtener la Cruz de Santiago, imprimirla y recortarla en una cartulina para hacer el dibujo de la tarta.
ä  Una cosa, tened cuidado cuando quitéis la plantilla de la Cruz de Santiago de la tarta ya que el azúcar que ha caído sobre ella se os puede caer en la tarta y estropearos el dibujo.

      Es una receta muy fácil de hacer y que está buenísima.