lunes, 7 de noviembre de 2011

COSTRADA DE ALCALÁ




La Costrada de Alcalá es uno de los postres más típicos de mi ciudad. Es una tarta riquísima que podréis degustar en cualquier restaurante que se precie, o si no, en cualquier pastelería de la calle Mayor o de la Plaza Cervantes, que son las más típicas y las que mejor la hacen.
Yo hago una versión de la costrada sin tanto merengue, ya que a mi familia no le gusta demasiado. La original lleva dos capas de merengue y una de crema, la que yo hago lleva dos de crema y una de merengue. Os explico como la hago.
Ingredientes:
3 láminas de hojaldre refrigerado
Crema pastelera.
Para el merengue:
6 claras de huevo
6 cucharadas de azucar
Batimos en un bol los ingredientes con unas varillas metálicas hasta que consiguamos la consistencia suficiente que nos permita poner boca abajo el recipiente sin que se mueva el merengue y su color es un blanco brillante.
Para decorar:
250 gr. de almendra filetedada o machacada
Azucar glass
Preparación:
Con un rodillo de madera, extendemos el hojaldre espolvoreando harina por ambos lados para que no se nos pegue a la encimera.
Una vez extendido, lo introducimos en el horno precalentado a 180º hasta que coje color, debe estar marrón claro.
Sobre la primera lámina de hojaldre  ponemos la mitad de la crema pastelera. Esta la podemos hacer, si tenéis Thermomix con ella que sale muy rica o de la forma tradicional:
1 litro de leche,
6 yemas de huevo,
250 gramos de azúcar,
75 gramos de harina,
50 gramos de maicena,
la corteza de un limón,
1 vaina de vainilla
y una ramita de canela.
Pon a calentar la leche con la canela, la piel de limón y la vainilla, sin que llegue a hervir. Por otro lado mezcla en un bol la harina tamizada con la maicena y el azúcar, a continuación incorpora las yemas, 1/2 vaso de leche y bate bien con ayuda de unas varillas.
Retira la canela, la piel de limón y la vaina de vainilla de la leche e incorpora la mezcla del bol. Llévalo a ebullición a fuego lento sin dejar de remover con una cuchara de madera. Una vez que espese, estará lista la crema pastelera, entonces retírala del fuego y déjala enfriar a temperatura ambiente. Tápalo con film transparente sin que toque la superficie de la crema, así se evitará la formación de una costra.
Sobre la crema pastelera pondremos otra de las capas de hojaldre, y sobre esta la otra mitad de la crema pastelera, cubrimos con la tercera lámina de hojaldre y decoraremos con el merengue tanto por arriba como por los lados, cubriéndolo todo.
Extendemos la almendra por toda la superficie horizontal y metemos a gratinar en el horno precalentado a 220º. cuando la almendra está dorada la sacamos (Cuidado que no se queme) y espolvoreamos azucar glass.
Y ya tenemos nuestra particular Costrada de Alcalá.
¡Que aproveche!



1 comentario:

  1. Hola cuñao, a ver cuando nos toca una costradita.

    Un saludo y adelante con la idea

    Fer.

    ResponderEliminar